El consumo de alcohol y sustancias psicoactivas ha aumentado en los niños y jóvenes.

 

La falta de responsabilidad como padres ha generado el aumento de consumo de alcohol y drogas en los niños y jóvenes.  Los medios de comunicación y las entidades de bienestar del gobierno están haciendo la tarea en cuanto a que la prevención es la medida más efectiva contra este flagelo que está acabando con las familias y los niños. Sin embargo la enseñanza de valores y principios de las familias son la parte más importante para evitar que el consumo aumente porque ha dejado de ser exclusivo de una minoría para convertirse en un problema de magnitudes sociales, comunitarias y de salud pública. Las familias tienen que entender que siempre hay dificultades pero están deben ser resueltas con amor.

Las causas posibles que pueden incitar a un niño o joven a consumir alcohol o drogas son: curiosidad, afirmar su independencia, problemas familiares, estar a la moda, atracción de algo prohibido, para pertenecer a un determinado grupo de amistades (aceptación de grupo), búsqueda de emociones, por imitación a un artista el cual admira o con quien se siente identificado, para evadir una realidad que le desagrada o para aumentar la autoestima (problemas en el hogar o para relacionarse con otras personas), Información insuficiente o mal concebida.

 ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS ENCUESTADOS: 7.803

El estudio realizado por Nuevos Rumbos en los últimos meses del 2.010 a una población de 10 mil estudiantes de colegios públicos y privados arrojó un consumo de alcohol en los niños iniciándolos a los 10 años y en las niñas a los 11 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *